Archive for the ‘ni poeta ni escritor’ Category

El viento

17/02/2014

El viento, ése que arrastra hojas que han perdido su lucha por la vida, tras caer de la rama del árbol en el que solían habitar.

Ése viento arrastra nuestras ideas, nuestros sentimientos.

El viento que sopla nuestro cabello y hace que los peinados más hermosos caigan.

Ése viento arrastra todo tipo de cosas, incluso personas.

¿Cómo una persona puede ser arrastrada por el viento?
-Le pregunté a la vida.

Ahora es un dilema entre el viento y la vida. El viento arrastra personas, no literal porque las personas no suelen ser tan livianas como una pluma. La vida no habla, pero con el paso del tiempo nos enseña.

¡Oh! ¡Qué interesante! Apareció otro factor importante. El tiempo.

El viento, la vida y el tiempo.

Mi pregunta ¿Cómo una persona puede ser arrastrada por el viento?

Yo mismo me he respondido: “En la vida las personas coincidimos en círculos. Nuevas amistades, nuevo cariño, nuevos amores. Cada persona (como todos lo sabemos) tiene vidas y objetivos distintos.

Por lo que, esos mismos objetivos hacen que poco a poco se pierdan los círculos que alguna vez existieron. Por lo que el viento lentamente nos va arrastrando hacia un diferente lugar. Quizá con rumbo, quizá sin él.

Y es justo en ese instante cuando somos arrastrados, que entra el factor tiempo.

El tiempo es el culpable.

Pasa el tiempo, te arrastra el viento, y en la vida te sitúas en un nuevo lugar.

Por lo que, puedo concluir que el viento arrastrará personas todo el tiempo, arrastrará a personas hacía a ti, arrastrará a personas lejos de ti.

Momentos en los que arrastra personas tan lejos, que simplemente sabes que tienes un cariño muy especial por ellos, pero ya no están. No están y quien sabe si algún día volverán a estar.

El viento, ése que arrastra hojas que han perdido su lucha por la vida tras caer de la rama del árbol en el que solían habitar.

 

Adolfo Penados – 2014

Anuncios